Opinió

Así no, señora Ingla


  • Comparteix:

sergio.blazquez

Sergio Blázquez


Publicat: el 22/juliol
Opinió
Més Columnes de l'autor
PDF

Así no, Sra. Alcaldesa. No puede usted despreciar, como ha hecho hace poco, al presidente de la EMD de Valldoreix, el Sr. Puig, diciendo que no es un interlocutor válido, que lo aparta simbólicamente y que a partir de ahora los asuntos entre las dos administraciones las dirimirá únicamente con los vocales de gobierno de la Entidad Descentralizada.

En primer lugar, no puede hacerlo porque el Sr. Puig fue escogido en las urnas de forma libre y democrática por los vecinos de Valldoreix como Presidente de la EMD. La misma legitimidad que usted tiene como Alcaldesa de Sant Cugat del Vallés. Ni más ni menos.

En segundo lugar, Sra. Ingla, porque forma parte de su trabajo el dirimir asuntos con los titulares o representantes de las distintas administraciones con las que haya que dirimir, gestionar o resolver cualquier asunto: el Presidente de la Generalitat, el Conseller de turno, la Presidenta de la Diputación de Barcelona, etcétera.

En esta vida todos tenemos nuestras filias y nuestras fobias. La gente nos cae mejor o peor. Tenemos feeling o no lo tenemos. Es algo simplemente humano. Pero ello no puede ser el elemento decisorio en el ámbito profesional. Lo entenderá perfectamente quien tenga un negocio y sepa que hay clientes o proveedores con los que uno se aviene más o se aviene menos, pero que al fin y al cabo hay que contar con todos ellos.

Debería entenderlo todavía más, como es su caso Sra. Alcaldesa, quien ostenta un cargo público y tiene el encargo de mejorar la vida de sus conciudadanos. Porque creo que es intrínseco a dicho cargo la capacidad de tender puentes en vez de dinamitarlos. Y usted, Sra. Ingla, con sus palabras en este caso ha hecho lo segundo.

Y en tercer y último lugar, Sra. Ingla, porque más allá de este enfrentamiento estéril que usted tiene con el Sr. Puig, es absolutamente cierto que el ayuntamiento que usted preside ha incumplido de forma constante y reiterada el compromiso de mejorar la seguridad en Valldoreix. Y le pondré un par de ejemplos que lo ilustran.

Desde Ciutadans llevamos años reclamando un aumento policial en la zona, a través de lo que como entidad local podemos hacer, es decir un aumento estructural en la plantilla de la Policía Local que redunde en una mayor seguridad también en Valldoreix. Un deseo creo también compartido por el Sr. Puig y al que se le ha hecho oídos sordos.

También desde Ciutadans hemos reclamado por activa y por pasiva la instalación de cámaras de videovigilancia en algunos lugares estratégicos de Valldoreix que tienen la doble misión de disuadir al delincuente o llegado el caso identificarlo. Una medida con un extraordinario apoyo popular en la zona. Ustedes desde el gobierno tripartido del ayuntamiento nos dijeron que sí desde el primer día. Y de nuevo han incumplido. Han pasado más de dos años y las cámaras ni están ni se las espera. Si ustedes están en contra de poner cámaras de vigilancia díganlo claramente, pero no engañen a los vecinos.

Eso sí, ese complejo orwelliano anticámaras por lo visto no rige para la instalación cierta de cámaras que controlarán el acceso a la Zona de Bajas Emisiones, donde los ciudadanos seremos en este próximo otoño debidamente controlados, monitorizados y, llegado el caso, sancionados económicamente.

No se preocupe Sra. Ingla, usted para nuestro partido es, y seguirá siendo, la interlocutora válida como Alcaldesa que es de Sant Cugat del Vallés. Así que ya iremos hablando de este y otros temas.

Que tenga, sinceramente se lo digo, un buen verano.

SERGIO BLÁZQUEZ és regidor de Cs



  • Comparteix:

OPINA

Identifica't per comentar aquesta notícia.

Si encara no ets usuari de Cugat.cat, registra't per opinar.

Avís important

Tots els comentaris es publiquen amb nom i cognoms i no s'accepten ni àlies ni pseudònims

Cugat.cat no es fa responsable de l'opinió expressada pels lectors

No es permet cap comentari insultant, ofensiu o il·legal

Cugat.cat es reserva el dret de suprimir els comentaris que consideri poc apropiats, i cancel·lar el dret de publicació als usuaris que reiteradament violin les normes d'aquest web.