Opinió

Nuevas sonrisas, viejos problemas


  • Comparteix:

sergio.blazquez

Sergio Blázquez


Publicat: el 27/mar/19
Opinió
Més Columnes de l'autor
PDF

Empiezan a aparecer, ahora de forma masiva, en los medios de comunicación locales a través de anuncios. Se trata de las candidaturas de Junts per Sant Cugat, o Junts per Valldoreix, tanto monta, monta tanto. La antigua Convergencia, para aclararnos. Algunas caras son nuevas y otras ya estaban en el pasado milenio.

Van a prometer el oro y el moro, pero tienen nula credibilidad. Reto a cualquiera de los lectores de esta modesta columna a que cojan el programa electoral de 2015 y busquen las diferencias con el que encontrarán en el buzón de su domicilio en mayo de 2019. Se van a parecer como dos gotas de agua.

En Valldoreix se volverá a hablar del proyecto de Centralidad o de la Avinguda Baixador. En Sant Cugat volverán a estar en el centro del debate la movilidad, la nueva biblioteca central, la posible municipalización del agua, la dejadez de los distritos periféricos o el proyecto del complejo deportivo de Mirasol, por poner tan solo algunos ejemplos pero que podrían ser muchos más.

Durante cuatro años he visto pasar los mismos temas por plenos y comisiones. Durante cuatro años he participado gustosamente de las tertulias radiofónicas de este mismo medio donde escribo y la tozuda realidad nos hacía a menudo repetirnos. Con actitud estoica los miembros de la oposición hemos visto como en las audiencias públicas, o en los consejos de barrios personas distintas venían a reprochar idénticos problemas al equipo de gobierno.

Y si algo ha cambiado, por desgracia, ha sido para peor. Claro, en las futuras elecciones se hablará de seguridad, ya sea en Sant Cugat o en Valldoreix. Y se hablará porque ha habido falta de previsión, desgana e irresponsabilidad por parte del PDeCAT: en los primeros años del mandato negando la gravedad y la degradación del asunto y en las postrimerías poniendo parches.

Resumiendo, no puedo sino desear que por nuestro bien colectivo, como pueblo o ciudad, que mayo nos depare una nueva forma de pensar, y sobre todo de hacer. Si no fuera así, y como diría Thomas Mann, nos tocará muy a nuestro pesar volver a sentir 'aquella peculiar sensación, como soñada y también como de pesadilla de que todo se mueve y no se mueve nada, de cambiante permanencia que no es sino un constante volver a empezar y una vertiginosa monotonía'.

SERGIO BLÁZQUEZ és regidor de Cs



  • Comparteix:

OPINA

Identifica't per comentar aquesta notícia.

Si encara no ets usuari de Cugat.cat, registra't per opinar.

Avís important

Tots els comentaris es publiquen amb nom i cognoms i no s'accepten ni àlies ni pseudònims

Cugat.cat no es fa responsable de l'opinió expressada pels lectors

No es permet cap comentari insultant, ofensiu o il·legal

Cugat.cat es reserva el dret de suprimir els comentaris que consideri poc apropiats, i cancel·lar el dret de publicació als usuaris que reiteradament violin les normes d'aquest web.