Opinió

Más impuestos todavía


  • Comparteix:

sergio.blazquez

Sergio Blázquez


Publicat: el 1/mar/17
Opinió
Més Columnes de l'autor
PDF

El año que viene usted y yo vamos a pagar más impuestos municipales. Esto es algo que por diversos motivos no se dice de forma clara y meridiana: ni por quienes nos gobiernan, primeros interesados en ocultarlo, ni tampoco por algunos partidos comparsas, que han asumido en su ideario el concepto de que el estado del bienestar se basa en exprimir al ciudadano hasta sacarle todo el jugo. Así pues, este modesto y breve artículo es un 'rara avis' que procura decir cosas muy sencillas, pero a la vez, verdades irrefutables.

El año que viene es bastante probable que Sant Cugat pase a formar parte de la zona uno en el sistema tarifario de Ferrocarrils de la Generalitat, lo cual se está negociando de un tiempo a esta parte. Y la consecuencia directa de ello, según apuntan las primeras informaciones, sería un recargo en el IBI municipal, ya de por sí uno de los más caros de España.

Éste recargo se transferiría a FFGG para compensar sus menores ingresos. A partir de aquí, es de esperar que en los próximos meses haya una campaña informativa dirigida por Convergencia que plantee el tema como una falsa dicotomía: zona uno, sí, pero a cambio de que este gasto acabe siendo repercutido en el bolsillo del contribuyente, como ya se ha comentado, a través del IBI. Lo tomas o lo dejas. Y se va a intentar vender la moto al desinformado ciudadano de que no existen otras opciones alternativas. Pero, ¡oh sorpresa!, resulta que sí las hay: es posible pertenecer a la primera corona del sistema tarifario sin cobrarle más al susodicho contribuyente.

Para ello, eso sí, convendría plantearse recortes en algunas partidas presupuestarias que, a nuestro juicio, no influyen en el bienestar del ciudadano: medios de comunicación públicos locales, externalización de servicios no necesarios en algunas áreas de gobierno, un cartapacio municipal que ha ido engordando paulatinamente desde el inicio de este mandato y ha obedecido básicamente a intereses partidistas, y un largo etcétera.

Otro elemento estrella, que conviene poner en tela de juicio, y que se va a llevar gran parte de la capacidad inversora de nuestra ciudad en los próximos años, es el proyecto de la nueva Biblioteca Central. Se trata, a todas luces, de un proyecto interesante, muy costoso, pero no prioritario. Y cuando decimos no prioritario, algunos debemos explicar que existen necesidades básicas que no se están abordando en nuestra ciudad en su justa medida, y que sí inciden de forma directa en el bienestar de nuestros vecinos. Una de ellas debería ser, puesto que CDC no la considera como tal, una apuesta mucho más ambiciosa por el alquiler social que impida el éxodo continuo de nuestros jóvenes a municipios limítrofes. En este sentido, la política que ha seguido Convergencia en los últimos mandatos podríamos calificarla de raquítica y muy decepcionante, vistos los resultados.

Otra de las políticas prioritarias que se debería seguir sería la de bajar la presión fiscal a los ciudadanos en cuanto a impuestos locales se refiere. Devolverle dinero a los ciudadanos para que decidan consumir, ahorrar o invertir resultaría inteligente si deseas fomentar el empleo y la ocupación.

Si de verdad creemos en que la iniciativa de las personas determina enormemente la prosperidad de nuestra sociedad habrá que incentivarla, en vez de ponerle palos en las ruedas. No nos llevemos a engaño: en las últimas décadas, una de las principales aficiones de los gobiernos central, autonómico y local, ha sido la de ir esquilmando cada vez más al ciudadano para salvar las cuentas públicas. Eso sí, andando de puntillas para que no se note demasiado. Cada año un poquito más. Gradual y a la chita callando, no vaya a ser que el pueblo se rebele.

Y retomando el tema con el que empezaba el artículo: es prioritario también tener un transporte público más barato, como lo son Ferrocarrils de la Generalitat, y la cuestión es que ello es perfectamente posible sin que nos pasen la factura cuando paguemos el IBI.

A quienes pongan en duda esta afirmación les invito, muy cordialmente, a que revisen los presupuestos municipales que el equipo de gobierno aprobó para 2017 y que firmó conjuntamente con ERC. Vale la pena recordar aquella cita del célebre crítico americano Henry-Louis Mencken: 'El hombre más peligroso para cualquier gobierno es el hombre que tiene la habilidad de pensar las cosas por sí mismo'.

Sergio Blázquez és regidor de C's



  • Comparteix:

OPINA

Identifica't per comentar aquesta notícia.

Si encara no ets usuari de Cugat.cat, registra't per opinar.

Avís important

Tots els comentaris es publiquen amb nom i cognoms i no s'accepten ni àlies ni pseudònims

Cugat.cat no es fa responsable de l'opinió expressada pels lectors

No es permet cap comentari insultant, ofensiu o il·legal

Cugat.cat es reserva el dret de suprimir els comentaris que consideri poc apropiats, i cancel·lar el dret de publicació als usuaris que reiteradament violin les normes d'aquest web.