Opinió

Así están las cosas en Can Magí


  • Comparteix:

sergio.blazquez

Sergio Blázquez


Publicat: el 30/set/15
Opinió
Més Columnes de l'autor
PDF

Seguramente estarán siguiendo de cerca la problemática que ha suscitado la apertura de un club de cannabis en Can Magí. Y acerca de ello, les queremos dar la opinión del grupo municipal de Ciutadans al respecto. Pretendo con ello además aportar luz e información que pueda servirles para tomar conciencia de la situación. Intentaré realizar una exposición fácil, en la medida de las posibilidades de la casuística.

Primero: estamos hablando de una problemática que tiene dos perjudicados. Por un lado los vecinos de la zona que de buenas a primeras ven como se les coloca a escasos metros un club de cannabis. Y en segundo lugar, perjudicados también, los propios promotores del club que, siguiendo el trámite administrativo que solicita el ayuntamiento, consiguen una licencia y procuran desarrollar una actividad que a priori la ley les permite, con el consiguiente desembolso económico de acometer la inversión de acondicionar el local, etc.

Debemos hablar por tanto de un error garrafal en la tramoya institucional del ayuntamiento, especialmente del equipo de gobierno. ¿Cómo es posible que entre un expediente de apertura de un local de cannabis y no se ponga en marcha un plan de concienciación y/o convivencia? ¿Cómo es posible que se resuelva dicha solicitud a favor de los promotores sin tener en cuenta el lógico desencuentro que ello pueda suponer con una parte del vecindario? ¿Qué resortes no han funcionado?

No se lleven a engaño, repito. Es el equipo de gobierno de CiU el principal responsable de esta situación, y los intentos de enfrentar a las partes, ambas perjudicadas, y no solucionar el problema no son más que una torpe maniobra por escurrir el bulto.

Llegados a este punto, la hipótesis de trabajo más factible es que finalmente se cierre el club por un supuesto incumplimiento de las condiciones de uso del local. Esgrime nuestra alcaldesa que no está permitido fumar en el club de cannabis. Vamos, igualito que si ustedes montan un club de mus y no les dejan jugar a las cartas. 'Tot plegat' huele a chamusquina. Huele a que nos llevarán a juicio y, una vez más, terminaremos pagando la factura todos los santcugatenses. Usted incluido.

En segundo término, y más que nada para solventar algunas dudas a propios y extraños: Ciutadans ha impulsado en el último pleno una moción para desatascar este conflicto y que no se vuelvan a dar casos similares en el futuro, a la vez que promovemos una mesa de diálogo con todos los agentes implicados. Hemos reaccionado, creo, con cierta rapidez y eficacia ante un problema que no hemos creado y que podríamos considerar un problema sobrevenido. Me refiero a problemas o mociones que no puedes programar a dos meses vista, pero que urgen arremangarse y dar una respuesta.

Si alguien me dijera que los partidos no deben mezclarse en estos incómodos menesteres, le diría que se equivoca. Ciutadans y el resto de partidos no pueden ponerse de perfil ante temas controvertidos, como la regularización del cannabis, o el tema de la prostitución por poner otro ejemplo. Llevamos décadas de falsa hipocresía y como Poncio Pilatos, lavarse las manos a nada conduce.

Si bien la mayor parte de nuestro tiempo los cargos electos debemos dedicarlos a solventar los grandes desafíos de nuestro tiempo: creación de empleo, sanidad y educación gratuitas y de calidad, etc, nuestro grado de compromiso con nuestros votantes exige también cumplir con la letra pequeña de nuestros programas electorales. Cumplir el trazo grueso no es motivo para descuidar la línea fina. O como cuentan que el mariscal prusiano Hindemberg decía: 'Me falta echar en falta el botón de una guerrera para saber cómo es un soldado'.

SERGIO BLÁZQUEZ es regidor del Grup Municipal de Ciutadans



  • Comparteix:

OPINA

Identifica't per comentar aquesta notícia.

Si encara no ets usuari de Cugat.cat, registra't per opinar.

Avís important

Tots els comentaris es publiquen amb nom i cognoms i no s'accepten ni àlies ni pseudònims

Cugat.cat no es fa responsable de l'opinió expressada pels lectors

No es permet cap comentari insultant, ofensiu o il·legal

Cugat.cat es reserva el dret de suprimir els comentaris que consideri poc apropiats, i cancel·lar el dret de publicació als usuaris que reiteradament violin les normes d'aquest web.